Columna | Una tragedia con muchos aprendizajes

La mayoría de nosotros hemos asistido a una función de medianoche. Un estreno. Una premier de medios. Un screening. Algunos incluso nos hemos disfrazado o usado algún distintivo relativo a la película que veremos. Ese sentimiento de emoción que tenemos mientras estamos formados, esperando a que se abra la sala para poder ocupar nuestros lugares es inigualable.

El día viernes, durante uno de los estrenos de The Dark Knights Rises, en la ciudad de Aurora, Colorado en Estados Unidos, se vivió un hecho lamentable y cobarde. No quisiera adentrar en los detalles para evitar el amarillismo. Con el hecho de saber que un psicópata entro a una sala de cine y asesino a sangre fría y de la manera más vil a 12 personas e hirió a 58 es más que suficiente para darnos cuenta de la magnitud de la situación.

Ahora bien, los que disfrutamos ir al cine, estaremos de acuerdo con que, mientras vemos una película, nuestros sentidos están totalmente enfocados en la pantalla y en los sonidos. Nuestra atención esta fija en lo que nos muestra el proyector. Yo lo percibo como un momento intimo, personal, donde puedes dejar a un lado la realidad y te adentras dentro de esa fantasía que significa el cine. Y el que alguien invada ese espacio, esa experiencia, lo considero una gran violación. Imagínense el tipo que patea el asiento de atrás, los que hablan por celular, si eso nos genera una molestia, y perturba esa paz, no puedo pensar en que un tipo armado entre a un cine y comience a disparar a mansalva.

Muchos de ustedes pensaran, y eso como nos afecta a nosotros. Incluso dirán que eso siempre pasa en Estados Unidos, que ha pasado en escuelas, restaurantes, oficinas postales y centros comerciales. Pero no es así, pasa en todo el mundo. En Europa, en Asia e incluso en nuestro México. Tenemos ejemplos de cómo nuestra sociedad en general ha ido cayendo poco a poco en una espiral descendente.

Y esto que pasó en Aurora, por supuesto que tendrá repercusiones a corto y a largo plazo. Quiero creer que a partir de ahora, el ir disfrazado a un estreno se hará imposible. Pasar con mochilas y bolsas se volverá cosa complicada (o serán revisadas, lo que dará pie a las proyectoras a darse cuenta de que metemos nuestra torta o nuestros dulces). Incluso porque no poner arcos detectores.  En menor escala, pero creo que sucederá lo que pasó con los aeropuertos después del 9/11. Mayor seguridad, más molestias y nos quitaran un poco de esa magia que envuelve al cine.

Lamentablemente, son circunstancias que se tienen que dar para que la gente se sienta protegida, aun a costa de ciertos “privilegios” que tenemos como espectadores, como salir a media función por unas palomitas, o incluso ir al baño. Se llevará un control más estricto tanto de lugares como de gente que ingrese a cada sala. No sé si se lleguen a cancelar los estrenos o funciones de medianoche. Eso sería un golpe bajo realmente. Acabaría un poco con esa ilusión de “ser el primero”.

Dejemos ver qué curso toman las cosas. Pero no tomemos esto a la ligera. Hoy fue un loco que supo ver un punto débil de la sociedad y lastimar gente inocente. No necesitamos este tipo de eventos que den ideas a gente enferma. Duele que no respeten un momento de entretenimiento y magia. Porque como fanático del cine, yo me sentí ofendido por lo que paso en Aurora. No permitamos que poco a poco, por culpa de gente enferma nos quiten los placeres de la vida que es ir al cine.

Mientras tanto, solo puedo pedirles que sigamos disfrutando esa maravillosa experiencia de ir al cine. Solos, acompañados por su pareja, su familia, sus amigos, por quien  sea. Sentarse frente a una pantalla con una bolsa de palomitas y dejarse llevar. Y no dejarse llevar nunca por el miedo. Eso seguirá alimentando a locos como ese tipo de Aurora. No permitamos que sigan envenenando nuestra  sociedad. En cada uno de nosotros se puede dar un ejemplo de civilidad y eso irá creciendo y extendiéndose. Den ese ejemplo.

Christian Bale visitando a los heridos por el atentado en Denver, durante la función de medianoche de The Dark Knight Rises.

//[Cibernetico HB]//

Contáctanos:

Anuncios

3 Respuestas a “Columna | Una tragedia con muchos aprendizajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s