Reseña | Daemon X Machina.

Daemon X Machina es un juego de acción en tercera persona donde controlamos robots conocidos como ArsenalEste juego pertenece a un subgénero denominado shooter de mecha. Esta clase de juegos son muy populares en Japón gracias a títulos como Front Mission, Metal Wolf Chaos XD o Armored Core. Ahora es el turno de Marvelous y First Studio, para demostrar que un título de esta clase puede cautivar al público occidental.

El título se desarrolla en un mundo postapocalíptico, el cual sufrió el impacto de un trozo de la luna. Como resultado de este terrible acontecimiento, el planeta quedó casi inhabitable. Este no es el único problema que enfrenta la raza humana, ya que los Immortals —inteligencias artificiales— buscan a toda costa acabar con los humanos que han sobrevivido.

Debido a todo esto fue creado Orbital. Esta organización es una especie de gobierno a nivel global, que busca salvaguardar a nuestra especie. Adicionalmente, Orbital se encarga de otorgar los permisos a empresas de tecnología y armas para explotar los recursos de las zonas que ellos controlan. Esto a cambio de controlar los ataques de los Immortals.

Pero estos consorcios no son los encargados de luchar, ya que para eso existen los grupos de mercenarios. Estos están conformados por los Outer, nombre que tienen los pilotos de los Arsenal. De esta manera tenemos a todos los actores de este conflicto, el cual enfrenta a las empresas y los mercenarios. Estos tienen sus propias motivaciones y conflictos filosóficos como en algunos de los anime de mecha que se inspiran en Gundam.

La jugabilidad en Daemon X Machina recae totalmente en el manejo del Arsenal. Sin embargo, este es uno de los primeros filtros que tiene el juego de Marvelous y Studio First para alejar a algunos jugadores. Esto gracias a una pronunciada curva de aprendizaje en el manejo de nuestro Arsenal. Con el pasar de las misiones se hará natural para el jugador controlar todas las acciones de la unidad. Esta lleva equipadas seis armas, de las cuales solo tendremos cuatro para usar durante el combate. Sin embargo, podremos intercambiar las dos restantes entre algunos de los brazos del Arsenal.

Nuestro mecha también cuenta con tres modos —asalto, alado y escudo— los cuales consumen una extraña energía llamada Femto. Estas partículas, le proporcionan a nuestro Arsenal una habilidad especial llamada espejismo. Este poder nos permite cambiar el curso de una batalla a nuestro favor, ya que con ella creamos un doble que sirve para atacar o para distraer al enemigo.

El sistema de mira es automático, como debería ser en un robot de este tipo, y consiste en tres colores —blanco, azul y rojo— los cuales significan que el enemigo está identificado, fijado y que es el objetivo principal para atacar. Es así como todo lo anterior debemos ejecutarlo casi que al mismo tiempo, lo cual se dificulta aún más porque también debemos observar —si nos queremos enterar de la historia— las conversaciones de los pilotos aliados o enemigos.

¿Pero qué pasa si nuestro Arsenal es derrotado? En este momento pasaremos a controlar al Outer. Este es algo inútil, en comparación con nuestro robot. Sin embargo, con la táctica adecuada se puede sacar provecho de las minas, las cuales paralizan al enemigo y nos da tiempo de ingresar al mecha para comenzar un ataque. De esta manera con paciencia se puede obtener un gran resultado en los combates.

Dejando de lado la impecable jugabilidad de Daemon X Machina, los jugadores se encontrarán con una gran banda sonora. Esta está compuesta por Rio Hamamoto y Junichi Nakatsuru. Estos dos compositores han llenado al juego con música digna de competir en calidad con la de la franquicia Guilty Gear. En cuanto a gráficos, el título no desentona y cabe resaltar la buena dirección artística con la que cuenta.

Sin embargo, si presenta problemas en carga de texturas y popping. Esto último gracias a la corta distancia de dibujado del juego, la cual se hace más presente en el modo portátil. Por último, cabe resaltar que el juego cuenta con opción para cambiar el doblaje de inglés a japonés y una traducción al español adecuada, pero que tiene uno que otro error.

Sin duda Daemon X Machina es un título que merece la pena probar y disfrutar, sus errores o cosas negativas no demeritan que es otro gran opción si tienes un Nintendo Switch, por que lo disfrutarás y pasarás un buen rato, estamos alegres de que la consola de la gran N este teniendo esta variedad de exclusivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s