Reseña | Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

Nombre: Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

Desarrollador: Kojima Productions.

Distribuidor: Konami.

Género: Acción – Aventura.

Al iniciar esta reseña antes que nada nos gustaría disculparnos por la tardanza en la misma, muchos sitios lanzaron la suya sin experimentar el 100% del juego y entendemos que por la inmediatez de tener la exclusiva o antes un análisis de un juego tan importante ocasiona esto. Nosotros sin en cambio preferimos tomarnos el tiempo debido a una obra que significa mucho para nosotros y al ser el ultimo juego de Hideo Kojima queremos dar un veredicto acertado. Esta es nuestra reseña de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

Metal Gear es miembro de una historia dentro de la industria de los videojuegos, ha sido popular desde su creación en los años 80, misma que es una rara distinción que comparte con nombres fuertes como Mario o Zelda. A diferencia de muchos otros juegos, Metal Gear cuenta una historia continua todo el tiempo, lo que le da una fuerza única pero a la vez de una cierta debilidad. Los fans más veteranos adoran la serie por su narrativa y su acción de espionaje táctico, pero la historia que se ha expandido en varios títulos y consolas hace que sea intimidante para los recién llegados. Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es diferente, pone la saga de Big Boss y sus hijos en el fondo, haciendo hincapié en el juego dinámico, táctico y en un enfoque dirigida a la progresión. El juego deja atrás en cierta forma su narrativa para ser ahora un juego abierto y táctico.

La historia sigue siendo importante pero no es la fuerza impulsora en esta entrega, tenemos mucho que decir respecto a esto, por lo que se mostró en avances y todo el hype detrás de ellos, termino por ser otra cosa. Pero bueno, después de uno de los mejores inicios que hemos visto en un juego (por que The Phantom Pain inicia de manera soberbia) aquí vemos a Big Boss con el objetivo de reconstruir su ejercito y hacerle frente a Skull Face (introducido en Metal Gear Solid V: Ground Zeroes). La premisa de cómo se fue dando la leyenda de Big Boss es interesante y que evoluciona para incluir temas apremiantes e inesperados que no diremos para no decirles spoilers. Sin embargo se ve a el estudio y a Hideo Kojima le pego los comentarios tan negativos de que sus juegos (más Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots) tenían una cantidad absurda de videos cinamaticos que al parecer por esto la información clave en la historia de The Phantom Pain se encuentra en registros de audio opcionales, haciendo que los principales acontecimientos pueden ocurrir sin contexto y que solo podremos aprender más acerca de ellos después de los hechos.

Como fans de la serie por muchos años preferimos tratar un poco más con escenas que pasar hora escuchando cintas de audio para obtener el fondo adecuado de lo que estamos pasando, no nos mal entiendan, no afecta en gran medida al juego, pero narrativamente el contexto termina por sentirse poco natural. Pero al final toda la información se reúne con el tiempo en un cuento digno del nombre de Metal Gear pero al final termina por sentirse incompleto, casi cae en lo que según era el link perdido para completar la saga (así mencionado en el trailer de lanzamiento de Hideo Kojima), presentando pocas respuestas y muchas preguntas más.

El enfoque se no intervención en la narrativa del juego es decepcionante si, pero también deja espacio para otros elementos del juego, que pasan a ser vanguardia. Sin interrupciones frecuentes de exposición, somos libres de sumergirnos en la estructura basada en misiones. Se nos presentara un asombroso numero de estas, dividida en misiones principales y secundarias, para que planifiquen y ejecuten dichas operaciones a su propio ritmo. La libertad es grande, misma que nos permite elegir las actividades y beneficios que nos interesan. La extracción de los prisioneros, recursos o armamento es valioso, el sistema Fulton será vital para todo esto, estando constituido de niveles, dichos permitirán llevar a nuestra base no solo personal, si no cosas más grandes y necesarias. Cada misión tiene un flujo diferente no solo para poder armar nuestra Mother Base, si no para desentrañar cada pedazo de historia, el juego puede ser terminado en 45 a 50 horas pero con una gran cantidad de cosas extra por hacer, créannos.

Metal Gear Solid llega con esta quinta entrega a un mundo abierto que generalmente nos da una bienvenida suave pero que moverse en el no es tan fácil como podría. Un sistema rápido de viaje esta enterrado, tendremos que pasar mucho tiempo ya sea a nuestro caballo o pasar mucho tiempo viendo a Big Boss montar su helicóptero a medida en que viaja hacia las zonas de aterrizajes más cercanas para hacer una misión. Estos problemas de movilidad no nos dejaron disfrutar de cierta forma el juego, nos hicieron ver que dentro del estudio no encontraron una forma rápida e intuitiva de resolver este problema que otros títulos de mundo abierto resolvieron hace años.

La mecánica básica de The Phantom Pain es esencialmente la misma que en Ground Zeroes. Esta vez podemos elegir antes la configuración de nuestro armamentos al estar por comenzar una misión. Nuestro arsenal incluye estándares como pistolas y lanzadores de cohetes, así como opciones secundarias, tales como pistolas silenciadores, de agua, etc. Desbloquear más armamento dependiendo de los niveles en que vaya subiendo nuestra Mother Base para la fabricación de estos es una de las principales formas de progresión y es consistentemente entretenida.

La mayor diferencia que vemos en The Phantom Pain en este punto de las misiones y del armamento que podemos elegir antes esta en el sistema de poder seleccionar a un compañero, que permite tomar a un aliado con nosotros en las misiones. Al principio nos preocupaba que esto diluyera el sentido de infiltración en solitario, algo que nos encanta de Metal Gear, pero nuestros compañeros funcionan bien para apoyar nuestro estilo de juego y no dominar el campo de batalla, ofrecen una variedad de beneficios, es un deleite ver como descubrimos como cada uno contribuye en diferentes situaciones.

The Phantom Pain tiene misiones que están diseñadas brillantemente, con múltiples caminos hacia el éxito. No es tan simple como ir sin cuartel, a la Rambo, o en sigilo, cada una nos alienta a experimentar con las herramientas disponibles. Sacar un camión custodiado puede hacerse sin duda con un simple globo Fulton (teniendo las mejoras adecuadas) pero hay que someter a los guardias de los alrededores, entonces ahí que podamos hacerlo de manera silenciosa, o bien, pedir refuerzos que van desde tener a nuestro D-Walker para usar fuerza bruta o bien tener lanzamisiles listos para cualquier interrupción que pueden ir desde soldados enemigos hasta tanques. Las soluciones a todas las misiones son variadas, la disponibilidad de estas dependerá de tu enfoque personal y de cómo quieres construir la imagen del soldado legendario Big Boss.

Todo lo que hagas en las misiones contribuye a la mejora de tu ejercito. Todo termina en la Mother Base, tu cuartel general en alta mar y la estrella secreta de The Phantom Pain. Aquí es donde cosecharemos nuestras recompensas por todas las hazañas; Mother Base funciona como un árbol de habilidades, de arsenal y símbolo de poder. Los soldados que reclutamos se asignan en áreas que ayudan a desarrollar un mejor equipo. Ese equipo permite reunir más recursos, estos ampliarán la base para que puedas reclutar más soldados y las monedas que obtengas de las misiones permitirán invertir en otras cosas, y así el bucle sigue y sigue. Metal Gear Solid: Peace Walker presento una versión prototipo de este proceso, la ejecución en The Phantom Pain a este hace que veamos una evolución que nos deja con un buen sabor de boca. La profundidad en la personalización y el incentivo para seguir haciéndolo, con la frase en nuestras cabezas “solo una misión más” es increíble y al caminar alrededor de nuestra base, viendo el progreso obtenido de primera mano es gratificante, todo con la ayuda de nuestro iDroid que es también una implementación perfecta para controlar muchas de las cosas dentro de la base. Nos sorprendió al ver que la mejora de la Mother Base no es el principal arco de la historia, si no la principal fuerza propulsora a través de The Phantom Pain.

El soundtrack es increíble, con mucha música de los 80 que podremos encontrar en varias misiones, por lo que la exploración es fundamental y nos alienta a que donde estemos, busquemos en cualquier puerta para encontrar alguna de estas cintas. Algo que nos gusto mucho es como al ir de un punto del mapa a otro podemos poner en nuestro iDroid estas canciones y el juego se ajusta para poder oír estas sin que nos perdamos de algún sonido ambiental, ya sea al momento de infiltrarnos a alguna base o simplemente recorrer alguna zona, haciendo la experiencia un deleite no solo visual si no sonoro.

Otra de las cosas que tiene Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es que el juego en cada misión comienza con créditos iniciales y finales, en ocasiones dichos créditos hacen grandes spoilers de lo que vamos a vivir en cada una, sabiendo con tiempo si se trata de una misión en la que nos encontraremos a un personaje o enemigo trascendental, o simplemente será una normal. Esto también crea un sentimiento muy segmentado en la historia, al tener dichos créditos arruina un poco la experiencia ya que al final se siente como si jugáramos un título basado en misiones que de una historia hecha y digan de un Metal Gear. Pero como dijimos al principio, el juego deja muy de lado su experiencia narrativa para ser un juego abierto y basado en lo táctico. ¿Qué les costaba hacer un título con estas características pero con la narrativa de Metal Gear Solid 3: Snake Eater? Hubiera sido épico combinar el gameplay, modalidades y opciones en The Phantom Pain con esa narrativa, algo más allá que llegará a lo excelso de contar la historia final de Big Boss, pero el juego termina debiéndonos mucho en este apartado.

Además sus batallas con “Jefes” también son algo difusas, Metal Gear se ha caracterizado por darnos a enemigos épicos, algunos muy inolvidables, que tienen una historia atrás de por que están contra nosotros y sus mecánicas para derrotarlos van acorde a lo que son. The Phantom Pain no tiene eso en gran medida como lo esperábamos, es un título que en sus avances nos hizo esperar un poco más de lo que termino siendo pero es un juego que en su gameplay logra dar algo que muchos títulos de espionaje deberían, perfección. Tristemente el gameplay a pesar de que es perfecto, la historia a mitad del juego termina por ir en declive, reciclando misiones del principio pero ahora en dificultad “difícil” para rellenar un espacio, algo de verdad que termino decepcionándonos por que Metal Gear no necesitaba de eso, se siente como si al final del desarrollo decidieron ya terminar lo más pronto posible sin que les importara rellenar espacios de esa forma.

El juego de Metal Gear original de Hideo Kojima era un título de sigilo de arriba hacia abajo, pantalla por pantalla. En comparación con el mundo enorme y ambicioso que tenemos en The Phantom Pain, es difícil creer que ambos juegos son productos de la misma mente creativa. Sin duda una serie no puede sobrevivir tanto tiempo sin evolución, y The Phantom Pain es un testimonio de la importancia de tomar riesgos. Un mundo abierto, una base que puede personalizarse, una estructura de misión variables y un gameplay perfecto son aspectos bien hechos en este Metal Gear, haciéndolo algo excepcional. La manera en que la historia es contada, y protagonistas que hay dentro de ella pueden cambiar con cada entrega, esta no es la mejor sin duda, pero la capacidad de Kojima para sorprender y cautivar a los jugadores se mantiene sin cambios. Aun nos entristece saber que este es el ultimo juego del director dentro de la saga, pero agradecemos los años en que nos dio historias increíbles, personajes emblemáticos y una saga que pasa a la historia, por que sin duda Metal Gear es lo que es por Hideo Kojima.

Puntuacion 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s