Reseña | Dishonored: Death of the Outsider.

Dishonored es una franquicia excelente, pese a que en lo comercial el juego no despega como una espera, su fantástico mundo y modo de juego es todo un referente en el género. Desde su creación pudimos ver que nuevas formas pueden llegar para crear juegos en primera persona, su primer título lo disfrutamos tanto como lo fue en su momento Bioshock Infinite pero como comentamos, el título no disfruto de un abrupto despegue en lo que ha popularidad se refiere. Dishonored 2 llegó con todo lo que podíamos esperar y cuando anunciaron este título que es un una expansión standalone, nos dio miedo que Bethesda hiciera esto solo por dinero, sin darle el valor que la saga merece. Afortunadamente Dishonored Death of the Outsider es digno de llevar su nombre, además de que bien podría ser tal cual un juego completo o tratado así. Aquí te dejamos nuestra reseña.

El juego no guarda secretos, al igual que Dishonored 2, este toma por completo, el motor gráfico, controles, assets, etc. Pero a pesar de todo esto, el título tiene algunos cambios que lo hacen ser diferente y tener personalidad. Nuestro personaje es Billie Lurk, una asesina muy importante en la historia y donde seguro la recuerdas por la segunda parte. Ella no cuenta con la marca del Outsider y obtiene sus poderes directamente del Void, es por eso que verás algunos cambios importantes en su gameplay. Aquí el Chaos System no está, básicamente las acciones que hagamos no afectarán al mundo, por lo que tendremos libertad de hacer lo que queramos sin consecuencias, pero hay dos cosas a considerar. Lo primero es que se nos dice que experimentemos más usando distintos estilos de juego y lo segundo es que el jugador puede realmente sentir que esto no sea algo cómodo ya que gran parte de la saga era el hecho de que las consecuencias de nuestros actos repercuten en el mundo.

Otro cambio notorio es que al no tener la marca del Outsider, Billie no necesitará elixires para reponer mana, cosa necesario anteriormente para usar nuestros poderes. Ahora ella recupera esto de manera automática al no usarlo por un tiempo, esto invita a todos a que seamos más alocados en el mundo de esta expansión por lo que puedes explotar tus habilidades tanto como desees. Los poderes de nuestra protagonista son básicamente variaciones de algunos que ya habíamos visto, por ejemplo, el poder que nos dejaba ampliar nuestra visión ahora en lugar de solo poder ver a través de las paredes, se desprende un fantasma que la hace de drone de reconocimiento para verificar zonas sin un riesgo.

Uno de los nuevos poderes es la habilidad de robar la identidad de cualquier NPC, incluso algunos que son clave en la historia. Es uno de los que más nos encanto ya que hay momentos en que necesitan recoger algo que recibirá uno de los otros personajes que hay en el mundo y básicamente puedes interceptarlo, tomar su identidad e irte con lo que necesitas sin más, algo que le da un toque táctico que la verdad se siente bien. Además de todo lo anterior tendremos un nuevo sistema de contratos que son básicamente misiones secundarias que amplían de manera considerable la duración del juego y la verdad es que estas tareas no son aburridas, cosa que se agradece porque no son solo para hacer bulto.

Dishonored: Death of the Outsider cuenta con un buen diseño de niveles, son la estrella de la experiencia ya que los escenarios cumplen con hacer que las mecánicas luzcan. Quizá no sea tan memorable en algunas zonas como su antecesor, es una expansión al fin y al cabo, pero si se siente que le metieron ímpetu en dar algo de calidad, simplemente eso y nosotros los agradecemos bastante. La campaña nos duró poco más de 10 horas, las cuales se duplican si haces los contratos anteriormente mencionados, es tu decisión, y además una vez acabado se abre un modo llamada “old game plus” mismo que nos deja usar las habilidades que Emily y Corvo lucieron en Dishonored 2.

En cuanto a la historia, esta se ve envuelta en un sin fin de contrastes, traiciones políticas y relaciones humanas muy estrechas, podemos decir que es casi un fin de la saga, incluso los hechos que aquí vivimos suceden un par meses después de cómo fue que cerró Dishonored 2, es decir, con Emily retomando el trono de Dunwall. Obviamente no puedes jugar este complemento sin haber jugado los anteriores títulos, es indispensable ya que hay momentos clave que vemos, mismos que incluso dieron forma a toda la historia de la saga y no lo decimos en mal plan, mucho del contexto lo perderías si entras a esta aventura sin haber jugado los otros.

Sin más Dishonored: Death of the Outsider es un complemento digno que bien podría ser un juego aparte, si nivel artístico, detalles en escenarios y un gameplay que aunque similar si que tiene cambios, lo hacen un juego imperdible para los que han tenido la oportunidad de probar cada título de la saga. No te lo pierdas y disfruta de un capítulo que bien podría ser el último.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s