Reseña | Shadow of the Colossus (PS4).

Trece años después, tras un lanzamiento que sacó todo el jugo que podía ofrecer PlayStation 2, Sony y BluePoint han decidido que era el momento de rememorar una de las aventuras más épicas salidas de la mente de Fumito Ueda. Para ello han cogido el material base y lo han revisado a nivel visual, y hoy os contamos cuál es el resultado con el análisis de Shadow of the Colossus Remake.

Lo primero que hay que apuntar es que esta actualización es la segunda revisión que recibe el juego, que ya había sido mejorado en una versión HD que llegó a PlayStation 3. La que hoy nos ocupa es una mejora más profunda, creando de cero todas las texturas y ofreciendo un despliegue fotorrealista sorprendente. Eso sí, en el análisis de Shadow of the Colossus Remake hay que subrayar que sigue siendo el mismo juego, no hay añadidos.

Siguiendo con lo dicho, el análisis de Shadow of the Colossus Remake se centrará en aspectos que diferencian esta versión de las dos anteriores, puesto que el contenido es el mismo a grandes rasgos. Hay pequeños añadidos a modo de huevo de pascua que es mejor descubrir, pero en esencia esto es una vuelta a 2006 (2005 si vamos al estreno japonés) con gráficos casi fotorrealistas.

Por aquel entonces el juego ya supuso una revolución. Nos presentó uno de los mundos abiertos más grandes jamás vistos, acompañado además de una gestión de la escala que rompió moldes. Si en el análisis de Shadow of the Colossus Remake hablamos de un buen juego es simplemente porque el original lo fue; la materia prima ya era buena.

Yendo al tema en cuestión, en el análisis de Shadow of the Colossus Remake tenemos que destacar que estamos ante uno de los juegos más contundentes a nivel gráfico dentro del catálogo de PlayStation 4. Lo que ha hecho Bluepoint no solo nos permite disfrutar como nunca de la obra de Fumito Ueda, también demuestra una vez más que el techo técnico de PS4 todavía no ha llegado a sus límites.

Los prados que recorreremos, las montañas fotorrealistas que los decoran y unos colosos cuyo pelaje en continuo movimiento nos tendrá hipnotizados son un auténtico espectáculo visual. Hay que decir que la máquina de Sony lo tiene fácil si atendemos a que el resto del escenario está “vacío” y no hay mucho que animar, pero no podemos negar lo evidente: esto se ve de miedo.

Uno de los aspectos más sorprendentes de esta revisión y aquello con lo que queremos terminar el análisis de Shadow of the Colossus Remake tiene que ver con la experiencia global. No importa que hayan pasado trece años, este videojuego sigue siendo capaz de emocionar como ya lo hizo entonces y, aunque sigue pecando de unas mecánicas algo imprecisas y de una cámara algo molesta si la modificamos manualmente, es tan recomendable revisitarlo en el presente remake tanto si jugaste el de PS2 como si llegan vírgenes a esta aventura.

Mención especial merece un modo fotografía que ofrece una nueva manera de disfrutar del viaje que emprenderemos con Aggro, nuestro fiel amigo equino. Hay multitud de filtros y las opciones de foco son tremendamente modificables, así que si son unos apasionados de las capturas de pantalla se la pasaran bien.

De verdad que hay juegos que son más que eso, son arte y nos hacen sentir muchas cosas, eso es este título, una experiencia unica para poder emprender una aventura para devolverle la vida a un ser querido pese a todo los obstáculos y lo que signifique para nosotros mismos. Gracias Playstation por traernos esta historia devuelta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s