Reseña | Marvel’s Spider-Man.

Dentro del género de juegos de superhéroes, Spider-Man ha sido uno de los que ha salido mejor librado. La gran mayoría de plataformas cuenta con por lo menos un título protagonizado por el trepamuros y, si bien el historial del lanzarredes en la industria de los videojuegos está lleno de altibajos, la cantidad de entregas bien recibidas es superior. Ya sea por su valor nostálgico —como es el caso de Maximun Carnage (1994) y Spider-Man (2000)— o su importancia a la hora de evolucionar el género —mejor representada por Spider-Man 2 (2004)—, el lanzarredes se ha convertido en una presencia inevitable incluso para los videojugadores.

No obstante, a pesar de las diferentes interpretaciones del héroe arácnido en el medio desde su debut en 1982, ninguno de los juegos ha plasmado en su totalidad lo que significa ser Spider-Man. La mayoría contiene el humor del lanzarredes, la sensación de poder e incluso la parte heroica. Sin embargo, aunque en un buen número no falta el ya conocido “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, este mantra generalmente no se ve representado en la narrativa o la jugabilidad.

Marvel’s Spider-Man no es el juego del lanzarredes más innovador en lo que respecta a mecánicas, pero sí es el primero que se mete en la psicología del héroe arácnido para entregar la aventura más épica y significativa del personaje en un videojuego.

Insomniac Games había dado a conocer en entrevistas que buscaba que Peter Parker tuviera más peso dentro de la narrativa. Esto se logra, pero no por medio de las secciones de jugabilidad únicas. Estas últimas son entretenidas, pero se reducen a hablar con personajes específicos y un par de minijuegos. No obstante, es a través de las interacciones entre el trepamuros y los que lo rodean —presentadas en escenas de video— que el protagonista y su mundo adquieren un valor tridimensional.

Es a través de los actos desinteresados de Spidey, reflejados principalmente en los crímenes callejeros, y las ocurrencias contenidas dentro de la trama principal que realmente conocemos al hombre detrás de la máscara. Esto incluye sus problemas financieros y amorosos, pero también sus triunfos. Al fin y al cabo, cabe recordar que esta historia se ambienta 8 años después de que Peter obtuviera sus poderes. Pero eso no es todo, ya que Peter reacciona ante sus relaciones y evoluciona a causa de estas.

Al final, todo eso es lo que define a Spider-Man. Ya sea el chico de 15 años, el joven de 23 o el adulto en la mitad de sus treinta, Peter es un individuo que está constantemente madurando. No porque sea inmaduro o poco capaz, sino porque la vida es proceso de constante aprendizaje. La moraleja del personaje es que no hay una edad específica en la que se revelen las respuestas para la felicidad o el éxito. A lo largo de la vida, siempre habrá que tomar decisiones difíciles… y Peter siempre las tomará teniendo en mente las palabras de su tío Ben.

“¿Pero qué hay de la historia en sí?”, preguntarán algunos. Para evitar entrar en spoilers, simplemente se mencionará que transcurre justo después de la captura de Wilson Fisk. No obstante, el encarcelamiento de Kingpin conlleva a la aparición de un nuevo grupo criminal: los Demons, encabezados por Martin Li/Mister Negative. Mientras tratan de contener una nueva ola de crímenes, Spider-Man y sus pocos aliados —algunos de los cuales tienen sus propias secciones jugables— deberán investigar los motivos y objetivos del nuevo supervillano. Sin embargo, esta es tan solo una de las muchas cosas que los jugadores podrán hacer durante su estadía en la Gran Manzana.

Como los anteriores juegos de mundo abierto protagonizado por el trepamuros, Marvel’s Spider-Man cuenta con múltiples actividades secundarias. Además de los mencionados crímenes callejeros —que incluyen tráfico de drogas, asaltos, secuestros, accidentes de tráfico, persecuciones, etc.—,  el lanzarredes podrá participar en los siguientes eventos:

  • Mochilas de Peter. Estos coleccionables, repartidos a lo largo de Nueva York, consisten en mementos de anteriores aventuras y eventos en la vida de Peter.
  • Fotos de locaciones icónicas. Tal como implica el nombre, el trepamuros debe tomar fotos de varias edificaciones y monumentos de la Gran Manzana. Algunos de estos contendrán referencias a otros personajes de Marvel Comics.
  • Estaciones de investigación de Harry. Ubicadas en los tejados de la ciudad, cada una de estas llevará a Spidey a cumplir diferentes objetivos y obtener muestras. Para llevar a cabo algunas investigaciones, será necesario desbloquear habilidades específicas.
  • Gatos de Black Cat. Utilizando su cámara, el trepamuros deberá encontrar los gatos de juguete de Felicia. Cabe recordar que ella será la antagonista del primer DLC.
  • Bases criminales. Eventos que mezclan el sigilo, por lo menos al principio, con un modo horda. Cada facción tiene sus propias bases.
  • Desafíos de Taskmaster. Una serie de pruebas, algunas centradas en el combate y otras centradas en la agilidad, dirigidas a evaluar las habilidades del lanzarredes.

Aunque la presencia de actividades secundarias no es nada nuevo en los juegos del héroe arácnido, su implementación y aplicaciones sí resultan únicas.

Primero que nada, cabe señalar que todas estas actividades no estarán disponibles desde el principio: se desbloquearán a medida que se completen misiones de la campaña. Esto significa que los jugadores pueden decidir si realizar estas actividades apenas aparezcan o dejarlas para después. Sin embargo, esto último no es lo más recomendable. ¿El motivo? Pues que el completarlas es necesario para desbloquear trajes alternativos y sus respectivas habilidades.

Cada una de las actividades mencionadas recompensa a los jugadores con fichas. Si bien los trajes podrán verse en la medida que Spidey suba de nivel, requerirán de fichas específicas para desbloquearse. Sin embargo, estas fichas no sirven únicamente para acceder a trajes. Es aquí donde entra el sistema de combate.

Si bien la comparación con Batman: Arkham Asylum puede resultar clicheada, resulta necesaria. Adquiere aún más importancia al tener en cuenta que los anteriores dos títulos de Spider-Man, desarrollados por Beenox, también adoptaron este sistema de combate. Por desgracia, si bien podían lucir espectaculares, estos juegos nunca asimilaron la complejidad vista en los juegos del Caballero de la Noche.

¿Qué modifica Spider-Man con respecto a lo presentado en la saga desarrollada por Rocksteady? Entre varias pequeñeces, el cambio más destacado es el ritmo del combate. Mientras que en las entregas de la saga Arkham el objetivo es que la acción se mantenga ininterrumpida, ya sea atacando o esquivando, Insomniac Games diseñó el combate de forma que los jugadores puedan descansar, ya sea por unos pocos segundos, sin tener que reiniciar un combo.

Esto se debe en buena medida a la capacidad del trepamuros acercarse rápidamente a sus enemigos o restringir sus movimientos empleando su lanzarredes. Las posibilidades ofensivas a larga distancia no hacen más que aumentar a medida que se desbloquean nuevos artefactos. No obstante, la mejor forma de generar daño seguirá siendo el tradicional combate cuerpo. Por fortuna, este tampoco permanecerá estático gracias a los múltiples árboles de habilidades a disposición de los jugadores.

¿Qué sería preferible? ¿Mejorar el alcance y aplicaciones del lanzarredes para acabar con enemigos de forma segura? ¿Pulir las habilidades evasivas? ¿O ampliar el abanico de ataques aéreos? Los jugadores tendrán la oportunidad de mejorar a Spider-Man para que se adapte a su estilo de combate. Algunos incluso se verán tentados a reintentar la aventura con diferentes builds para experimentar una experiencia completamente nueva en materia de combate.

Por último podemos decir que a diferencia de anteriores juegos protagonizados por el trepamuros, Marvel’s Spider-Man resulta una experiencia mucho más concisa. No obstante, esto está lejos de ser algo negativo. Insomniac Games simplemente dio prioridad a ofrecer una experiencia que se sintiera fresca de principio a fin, tanto en materia de jugabilidad como de narrativa. Aunque múltiples aspectos mecánicos claramente están inspirados en otros títulos, el amor al trepamuros plasmado en la trama es algo único de este juego. No solo por las múltiples referencias y respecto al personaje, sino porque al final es claro que Insomniac Games entiende que un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s