Reseña | Galveston.

Melanie Laurent toma el lugar de la dirección, después de muchas películas en las que ha actuado entre las que destacan Bastardos Sin Gloria, y elige una historia que de cierta manera puede ser difícil de contar.

La historia se centra en Roy (Ben Foster), un asesino que tiene líos de faldas con su jefe y quien termina poniéndole una trampa mortal para matarlo. El mafioso no puede con Roy, se libra del intento de asesinato y en esa serie de hechos se encuentra con Rocky (Elle Fanning), una chica que estaba atada y a quien decide liberar. Juntos irán a Galveston en un viaje de descubrimiento que versa mucho sobre la venganza.

El filme consigue crear una atmósfera especial en el transcurso de ese viaje a través de las cortas -pero intensas- conversaciones. Para ello, va narrando la historia de ambos personajes y lo que sus vidas encierran a cuentagotas en una semana de convivencia en un aparthotel. La dueña les avisa que conoce a muchos policías, pero también les deja claro que no se mete en lo que sucede dentro de las habitaciones.

La trama en sí es muy buena pero el problema que tiene la película es completamente de ritmo. Se hace sumamente pesada y aburrida y bien podrían haber editado algunas cosas para que la historia se contara de una manera trepidante y al punto. Aquí le dan muchas vueltas a los asuntos y bien se sabe cómo va a terminar todo por ahí de la mitad de la cinta.

Lo que sí quiero señalar es que Galveston tiene un buen giro que le da una perspectiva distinta a la trama, pero se queda en una ejecución letárgica que realmente disminuye el impacto que podría tener. Las actuaciones son sobresalientes por parte de Foster y Fanning, quienes tienen muy buena química en pantalla y que logran meter una carga emocional al ya de por si dramático filme. Eso es lo que más me gustó.

La dirección de Laurent se siente adecuada para el tipo de película, aunque si debió de haber sido más dura a la hora de editar el filme, sobre todo porque los trailers venden la película como un thriller y realmente es más un drama familiar. Laurent tiene futuro como directora y tal vez si sigue por este camino terminará haciendo grandes cosas.

Otro aspecto que me gustó de la cinta es que la violencia se maneja de una manera brutal, tanto que incrementa muy bien la tensión. La película cuando funciona sin retrasos funciona a la perfección.

Para los fans de sus intérpretes, el filme sirve para el lucimiento de sus ambos: Ben Foster está impecable, interpretando a un personaje resignado ante la noticia de la enfermedad y buscando la redención en el camino. Elle Fanning representa a una mujer luchadora, sufridora y enérgica, en un cuerpo y estado que se perfila, engañosamente, como vulnerable. Dos pesos pesados que logran que una historia tan sencilla cobre todo el interés en el espectador.

Galveston es una moneda lanzada al aire. Casi seguro que es un 50/50 de que te guste. No puedo recomendarla completamente porque hoy en día ver en el cine una película lenta puede sentirse como una gran pérdida de tiempo. Pero si disfrutas los dramas, las historias de crímenes y su combinación, definitivamente tienes que darle una oportunidad a este filme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s